Caso clínico Oftalmología: Cambios de pigmentación de iris en gatos

Se presenta en consulta una gata esterilizada de 12 años, Britsh Short Hair, por presentar una mancha rosácea desde hace 5 meses con un aumento de tamaño progresivo y en la última semana con aumento de grosor. No presenta blefaroespasmo, ni otras patologías y está vacunada y desparasitada al día.

En el examen neuroftalmológico la respuesta a la amenaza y el reflejo de deslumbramiento fueron positivos en ambos ojos. Los reflejos pupilares directo e indirecto fueron normales. La retropulsión ocular fue normal en ambos ojos y el examen de los anejos muestra hiperemia conjuntival en ojo izquierdo.

El examen biomicroscópico con lámpara de hendidura muestra dos lesiones ligeramente despigmentadas con relieve en región ventral y temporal generando leve discoria. Además, se aprecian múltiples áreas hiperpigmentadas en el iris entre ambas nodulaciones, así como células depositadas en el endotelio ventral del ojo izquierdo. El ojo derecho no presenta alteraciones. El efecto Tyndall fue negativo. 

Los valores de presión intraocular (IOP) (Tonovet®) fueron de 20 mmHg OD y 18 mmHg OI. 

El examen funduscópico muestra lesiones compatibles con coriorretinitis inactiva.

Se realiza ecografía ocular de 10 mHz apreciándose levemente engrosamiento del iris en región ventral. En la ecografía de alta frecuencia (UBM) de 35 mHz se toman medidas del estroma del iris: 1.4 – 1.6 mm.

Cambios de pigmentación de iris en gatos
Fotografía del Iris con la lesión (mancha rosácea)

Debido a la historia clínica del paciente en Hospital veterinario Puchol y los hallazgos descritos en la exploración sin signos de uveítis asociada, el diagnóstico diferencial es de neoplasia uveal:

  • Melanoma uveal.
  • Linfoma.
  • Sarcoma postraumático ocular felino.
  • Tumor de células fusiformes uveales (variante de las células de Schwann de un tumor de vaina de nervio periférico).
  • Leiomiosarcoma mixoide.

Por lo tanto, ante la sospecha de una neoplasia uveal en primera instancia se recomienda realizar una biopsia de iris para obtener un diagnóstico definitivo de la lesión, así como realizar un chequeo oncológico completo basado en la realización de tres proyecciones de radiografías torácicas, ecografía abdominal, PAF de los ganglios submandibulares y retrofaríngeo izquierdo. Se recomendó realizar el test de leucemia e inmunodeficiencia felina. Los resultados de las pruebas fueron compatibles con la normalidad.

Citología de ganglio retrofaríngeo
Citología de ganglio retrofaríngeo

Sin embargo, la biopsia de iris realizada bajo anestesia general reveló la presencia de una neoplasia maligna poco diferenciada. Ante el riesgo de metástasis y el pronóstico reservado del mantenimiento del globo ocular a largo plazo se realizó enucleación con realización de estudio histopatológico posteriormente. El resultado histopatológico de la biopsia confirmo el diagnóstico de un melanoma difuso de iris con escasa pigmentación.

Discusión sobre el diagnóstico en pigmentación de iris en gatos

La aparición de manchas de diferente coloración (más frecuentemente marrón o de color rosado) en el iris de los gatos es uno de los motivos de consulta habituales en la clínica de pequeños animales. Es importante realizar una correcta anamnesis (tiempo de presentación de los primeros signos, evolución de la/s lesión/es, molestias oculares…), exploración oftalmológica completa con ecografía ocular y pruebas complementarias para poder diferenciar entre pigmentaciones benignas de iris o nevus e hiperpigmentaciones malignas compatibles con una neoplasia como melanoma.

Exploración oftalmológica en consulta. Marta Ferruz (Veterinaria) y Erika Cumpa (Auxiliar)
Exploración oftalmológica en consulta. Marta Ferruz (Veterinaria) y Erika Cumpa (Auxiliar)

¿Cómo diferenciar entre hiperpigmentación benigna de iris o melanoma difuso de iris?

Los tumores melanocíticos uveales son los más comunes en gatos como por ejemplo el melanoma difuso de iris. Suele comenzar con pequeños punteados de color marrón en el iris del gato, que progresan lentamente aumentado el área pigmentada del iris, así como la intensidad de color marrón. Es un signo clínico fácilmente observable por el propietario, por el marcado contraste entre la pigmentación marrón oscura y el color amarillento o azulado de los iris en los gatos.

Ante esta presentación en consulta de estos hallazgos la diferenciación entre melanosis benigna de iris y melanoma difuso requiere de estudio histopatológico mediante la toma de una biopsia de iris bajo anestesia general. 

Es un proceso que algunos propietarios declinan, ya que el gato presenta una correcta visión, no muestra molestias oculares y requiere de anestesia general. 

Ante la declinación de la toma de biopsia se recomienda realizar un chequeo oncológico completo como en el caso descrito anteriormente y realizar un control de la evolución para detectar signos clínicos de malignidad como es:

  • Presencia de células pigmentadas en humor acuoso.
  • Hiperpigmentación del ligamento pectinado del ángulo iridocorneal.
  • Aumento de la presión intraocular.
  • Discoria o alteración de la motilidad pupilar
  • Engrosamiento del iris
  • Aspecto mate y aterciopelado de las lesiones

En caso de presentarse estos hallazgos descritos durante la evolución, la lesión sería sugestiva de neoplasia uveal por lo que se recomendaría intervención quirúrgica de enucleación del globo ocular afectado e histopatología del mismo. Siendo la intervención generalmente resolutiva si no presenta metástasis previa.

La extensión de la neoplasia está relacionada con el pronóstico de supervivencia. En general, si el melanoma se encuentra localizado solo dentro del globo ocular la supervivencia de los gatos con melanoma difuso de iris es similar a la de los gatos sanos. 

Pero en caso de tumores extensos o intermedios la supervivencia se reduce. Por tanto, es de vital importancia llegar a un diagnóstico y tratamiento temprano.

Puntos claves de neoplasias uveales en gato: 

  • Es motivo de consulta la presencia de manchas de color marrón progresivas en el iris de un gato. Las manchas de color marrón son las más frecuentes, pero también pueden ser de otros colores como rosadas y blanquecinas.
  • Si en consulta se aprecian signos de malignidad se recomienda chequeo oncológico y enucleación con posterior estudio histopatológico.
  • Si no hay signos de malignidad, no es posible diferenciar entre hiperpigmentación benigna de iris y melanoma difuso de iris, por lo que se recomienda biopsia de iris bajo anestesia general para obtener un diagnóstico definitivo. En caso de declinarse la toma de biopsia se realizará seguimiento clínico a largo plazo.
  • Diagnóstico y tratamiento temprano.

Muchas gracias a las oftalmólogas Marta Ferruz y Miriam Caro por compartir su experiencia y este caso tan interesante, y que puede ayudar a muchos veterinarios en su práctica diaria.

Finalmente, te dejamos otro caso clínico sobre Celulitis orbitaria/sialoadenitis cigomática en un perro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Mantente informado


    He leído y acepto la Política de Protección de Datos.

    Irene Martínez

    Responsable del servicio de laboratorio y banco de sangre del HF Gattos

    Irene es auxiliar técnico veterinario desde 2018. Además, es Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico, Técnico Superior en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico y Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear.
    Desde 2019 forma parte del Hospital Felino Gattos donde es responsable del servicio de laboratorio y banco de sangre.
    Es asistente y ponente de numerosos congresos, además ha publicado diferentes artículos sobre laboratorio clínico, es comité asesor de la revista “ATEUVES” y directora y ponente de diferentes cursos de especialización para auxiliares veterinarios.

    Almudena García

    Responsable del servicio de Rehabilitación del HVPuchol

    En 2016, Almudena obtiene la titulación de Auxiliar técnico veterinario, psicología canina y felina y manejo y nutrición de animales exóticos.
    Durante 2 años, pasó a formar parte del equipo de la Clínica Veterinaria Malas Pulgas. A la par, presidía la Asociación Protectora de animales APASA de Almagro y Bolaños de Calatrava.
    Tal fue su involucración sobre el mundo animal que obtuvo un programa de radio en Onda Almagro donde ofrecía información sobre cuidados básicos de animales de compañía y colaboró en la organización de eventos deportivos caninos.
    En 2017 se especializó en Asistente en quirófano y cuidadora de núcleos zoológicos y en 2020 se especializó en auxiliar de Rehabilitación.
    Almudena apoya la formación continuada asistiendo a numerosos congresos nacionales y seminarios de diferentes diplomados europeos.
    Actualmente, es responsable del servicio de Neurología y Rehabilitación en el Hospital Veterinario Puchol, desarrollando su capacidad profesional en el campo de la neurología y rehabilitación.

    Erika Conejo

    Coordinadora de Auxiliares del FHCV de la UAB

    Erika es auxiliar técnico veterinario desde 2005. Desde entonces ha trabajado en centros de referencia como el Hospital Veterinari de Maresme y el FHCV de la Universidad Autónoma de Barcelona.
    Su experiencia y formación siempre se ha dirigido hacia el servicio de Urgencias y Cuidados intensivos, asistiendo a numerosos congresos a nivel nacional e internacional, siendo miembro de Navta y Eveccs y ponente y directora de numerosos cursos de formación para auxiliares veterinarios.
    En 2021 obtiene la certificación por NAVTA como Veterinary Technician Specialist in Emergency and Critical Care, siendo así la primera auxiliar veterinaria española en obtener esta titulación.

    Edith Hernández

    Auxiliar técnico veterinario en HVPuchol

    En 2016, Edith obtiene la titulación de auxiliar técnico veterinario y el certificado oficial de capacitación de cuidador de animales de compañía del Gobierno del Principado de Asturias.
    En 2018 se especializa en hospitalización y cuidados intensivos trabajando en centros de referencia como WECAN La Villa (Avilés) y Hospital Veterinario Nacho Menes (Gijón).
    En 2020 se une al equipo de auxiliares del Hospital Veterinario AniCura Valencia Sur, en el servicio de urgencias, hospitalización y UCI.
    Es ponente de cursos de especialización para auxiliares y formó parte del equipo docente de I-VET Instituto Veterinario de Valencia.
    Desde Enero del 2022 pasa a formar parte del equipo de urgencias, hospitalización y uci del hospital veterinario Puchol, siendo actualmente la auxiliar responsable del servicio de consultas y urgencias del mismo.

    María Teno

    Responsable de Auxiliares de Hospitalización y Cuidados intensivos del HVPuchol

    María es auxiliar técnico veterinario desde 2011 y graduada en Biología por la Universidad Complutense de Madrid.
    Ha trabajado en clínica de pequeños animales durante 5 años y comenzó la especialización en urgencias y cuidados intensivos en el Hospital Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid.
    Desde 2017 forma parte del equipo del Hospital Veterinario Puchol, siendo responsable del área de hospitalización y cuidados intensivos, coordinando el equipo de auxiliares y la formación interna dentro del hospital.
    Es asistente y ponente de numerosos congresos y directora y ponente de diferentes cursos de especialización para auxiliares veterinarios.