¿Cual es tu diagnóstico veterinario? 1er Caso clínico interactivo para veterinarios: Electrocardiograma en perros

Diagnósticos veterinarios

 

Estrenamos «¿Cuál es tu diagnóstico?»,  una serie de casos clínicos interactivos para Veterinarios.

Vamos a añadir periódicamente imágenes y datos de pacientes que pasan por alguno de nuestros servicios. Tú las tienes que interpretar, e intentar resolver el caso clínico. Parece un poco lío, pero seguro que lo entiendes cuando veas nuestro primer:  «¿Cuál es tu diagnóstico?»

Te animamos a que publiques tu opinión en los comentarios que ves más abajo. A los 15 días de publicar la imagen, actualizaremos la respuesta.

¡No seas tímido! La primera persona que acierte le regalamos una plaza en nuestra próxima formación.

Nuestra compañera Lola Porteiro del Servicio de Cardiología nos presenta el siguiente caso:

Electrocardiograma realizado a un Carlino de tres años que acude a consulta para un examen prequirúrgico previo a una cirugía de orquiectomía. El examen físico es normal y las analíticas no muestran alteraciones significativas.

Electrocardiograma en perros

Leyenda ECG: Electrocardiograma de superficie con las derivaciones estándar (I, II, III, aVR, aVL y aVF) y precordiales (V1, V2, V3, V4, V5 y V6) con velocidad 50 mm/s y amplitud 10 mV/mm.

¿Cuál es tu diagnóstico?

Respuesta (20/11/18)

Interpretación ECG: Se observa la presencia de ondas P sinusales seguidas de complejos QRS. Una de las ondas P está bloqueada y no se conduce con un complejo QRS. Antes del bloqueo se puede observar que el intervalo PQ se prolonga de forma progresiva. Por último, el intervalo PQ del latido después del bloqueo es más breve que el latido precedente. Estas características electrocardiográficas son típicas de un bloqueo auriculoventricular de II grado tipo Mobitz I o Wenckebach.

Este tipo de arritmia es fisiológica y normalmente está asociada a un aumento del tono parasimpático.  Se puede encontrar en pacientes con arritmia sinusal respiratoria muy marcada y perros braquicefálicos. No requiere tratamiento.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *